El primer paso que garantiza la CALIDAD de la sangre es la DONACIÓN VOLUNTARIA. Las personas que se acercan al Hemocentro de la Cruz Roja, son conscientes que deben estar sanas, con estilos de vida saludables y cumplir con los requisitos que exige la ley para que el acto de donar sea positivo.

Deben entregar información donde se evidencie su estado de salud y el mínimo riesgo para el paciente.

Luego de la donación voluntaria de sangre que se realiza en la Cruz Roja, que es menos de medio litro (450 c.c.), el líquido es llevado al laboratorio de procesamiento para realizarle más de 10 pruebas entre las cuales están: Sífilis, Hepatitis B, Core, Hepatitis C, Chagas, HTLV-I II y VIH, además de realizar la hemoclasificación del donante; es decir, la determinación de su grupo sanguíneo, y finalmente se hace un rastreo de anticuerpos irregulares que puedan generar reacciones adversas en los receptores de los componentes sanguíneos. Con estas pruebas se ofrece mayor calidad y seguridad a los pacientes a los cuales les va a ser transfundida la sangre.

En el Hemocentro, que cuenta con tecnología de punta, un grupo de especialistas realizan inicialmente la división de los componentes que tiene la sangre por medio de centrifugación, proceso en que se separan los glóbulos rojos, el plasma y las plaquetas.

A las unidades de sangre aptas para ser transfundidas, se le pone el sello de calidad que garantiza que éste componente se pueda aplicar a la persona que lo requiera. De esta manera el Hemocentro de la Cruz Roja Colombiana Seccional Bolívar ofrece confianza a un sinnúmero de personas que día a día, necesitan garantizar sus tratamientos e incluso salvar sus vidas con componentes seguros.

plaq